Mensaje en una calabaza

Así me encontré esta pequeña calabaza. Al ir a meterla al horno tenía este saludo:

Y me hizo muchísima ilusión. Dado que la playa ni la olemos desde hace meses (ayer abrí un suero fisiológico, y me olía a mar), este “HOLA” parecía un buen sustituto de un mensaje en una botella: Una calabaza del Ahorramás, alguien en Mercamadrid deseando saludar al consumidor final, de madrugada, entre cajas de fruta… ¡qué evocador!

Me costó meter la calabaza en el horno, inevitablemente el saludo iba a desaparecer, como los amores de verano… Bueno, unas fotos que inmortalicen el momento, de esas que de vez en cuando miraré, sonreiré… ¡qué tiempos aquellos!

La receta lo merece: canelones de calabaza asada. Metes una calabaza de estas pequeñas al horno (entera) a 180⁰ durante una hora y media (o dos, depende del horno). La calabaza asada se queda blandita y ya se puede abrir y quitar las pipas. Sacas la carne de la calabaza y en un bol se mezcla con unas cuatro latas de atún. Este es el relleno de los canelones que se meten al horno con bechamel y queso y están de muerte. En su versión vaga, en vez de placas de canelones uso placas de lasaña. En su versión súper-vaga, simplemente mezclo la calabaza con el atún y con queso al horno. En cualquiera de sus versiones está buenísimo.

Cuando les conté a mis hijos lo de el mensaje en la calabaza mi hijo pequeño, partiéndose la caja, me confesó que lo había escrito él, con la uña. Sinatra, con “I’ve got you under my skin” a otra parte que ya escucho “Cuando zarpa el amor” de los Camela.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: