Cara de póker

Es la que se me queda a mi cuando: Al ponernos a jugar en casa después del cole, se vienen a mi habitación (a leer cuentos, por ejemplo, que les gusta leerlos en mi cama…) se quitan los zapatos y me dicen: “ay mamá, que tengo un poco de arena en los zapatos” “¿Cóoooooommmmmooooo? peroSigue leyendo “Cara de póker”